D Disfruta

Algodón de Azúcar

por / 16 Feb 2016

Pelo de Angel, Seda de las Hadas, ¿A esto saben las nubes?…

Desde el descubrimiento, allá por el siglo xv en Italia, de que al derretir el azúcar y estirarlo se podían formar delgados hilos, y con éstos formas, la imaginación de los pasteleros europeos se dio vuelo. Hacían hermosas decoraciones y hasta vajillas de azúcar, pero el procedimiento era complicado y caro, por lo que sólo la realeza degustaba este tipo de dulce.

Más adelante en el tiempo, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con la revolución industrial y las posibilidades tecnológicas, además del espíritu de inventiva de la época, dio lugar a un nuevo invento: la máquina de azúcar. Ideada y fabricada por W.J. Morrison y J. C. Wharton, y patentada en Inglaterra en 1899, se presentó en la Feria Mundial de 1900 y fué un éxito instantáneo. Hay quién le atribuye a Nicola Tesla un modelo anterior, pero no salió nunca al mercado, aparentemente por el gran tamaño de ésta.

En la exposición mundial de 1904, en donde también se dieron a conocer los barquillos de helado, se posicionó esta golosina con el nombre de Fairy Floss y el público se enamoró de este pedazo de nube con dulce sabor.

Randolph Smith Lyon, Mildred Frances Lyon, Mrs. Montague Lyon (Frances Robnett Smith Lyon), Montague Lyon, Jr., eating ice cream cones at the 1904 World's Fair. Snapshot photograph by unknown, 1904 Missouri History Museum Archives. Lyon Family Collection n27536

Familia Lyon en la Feria Mundial de 1904

maquina de fairy floss

Anuncio de la Máquina de azúcar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los primeros compradores de ésta novedosa máquina fueron los circos, el Ringling Brothers llevó una consigo dándola a conocer mundialmente.

Ésta máquina funcionaba con petróleo, y el principio es muy sencillo. Calienta el azúcar hasta estar líquida y tiene una canastilla que da vueltas con pequeños agujeritos, por donde salen los delgados hilos al tomar velocidad la canastilla. La fuerza centrífuga hace su trabajo y va integrando aire a la mezcla de azúcar, por lo que salen muy delgados, casi sin peso, parece magia. Hay que irlos colectando en un palito de madera y dependiendo de la pericia del algodonero, pueden quedar de diversas formas y colores.

Algodón de Azúcar en México

En México están documentadas las dos primera máquinas que llegaron, en 1930, y que compró el Circo Atayde, vendiendo una de ellas a un empresario de Puebla, mismo que empezó a trabajar en ferias y dio a conocer el algodón de azúcar de pueblo en pueblo. Cuenta la historia que fué su hijo quién le hizo las modificaciones a la máquina, volviéndola eléctrica y con mejores resultados en el algodón al no cristalizarse el azúcar en el proceso.

algodon-azucar

Elaboración de algodón de azúcar

Hoy en día se puede encontrar este dulce en plazas, parques y ferias, sigue siendo el deleite de niños y adultos por la dulce sensación y, aunque parezca increíble, sólo es una cucharadita de azúcar la que estamos consumiendo, mucho menos que el contenido de una soda común.

fotos: Wikimedia y archivo histórico

DO Urbano es una editorial dedicada a la generación de contenidos gastronómicos, imágenes y a la difusión de la cultura del buen vivir.