C Come

DULCE COMO LA MIEL

por / 08 Sep 2015

Por QFB. Margarita Saldaña

¿En qué piensas cuando escuchas las palabras “miel de abeja”? ¿En el producto del trabajo incansable de un insecto? ¿En las flores y el polen? ¿En una cucharadita de este delicioso producto sobre una rebanada de pan?

La miel de abeja es todo esto y más. Es conocida prácticamente en todas las civilizaciones de este planeta y existen evidencias de su existencia desde tiempos muy remotos. Tiene reputación de ser un alimento sano y se le atribuyen algunas propiedades medicinales.

¿De dónde surge la miel?

Las flores producen una solución de azúcares que se conoce como néctar que invita a las abejas a acercarse a ellas. Este néctar tiene una composición diferente según el tipo de flores de donde procede pero, en general, contiene además de los azúcares, algunas vitaminas, aminoácidos, proteínas y sales minerales.

Una vez que las abejas han libado el néctar de las flores, vuelan a la colmena donde lo entregan a las abejas obreras. Ahí, el néctar es depositado en las celdas de los panales. La temperatura de la colmena es de unos 35°C y junto con el aire producido por las alas de las abejas en movimiento, se consigue evaporar poco a poco el agua del néctar para irlo concentrando hasta llegar a un contenido de 20% de agua. Una vez que esto sucede, las abejas cierran la celda con un poco de cera y ¡listo!

El aroma, sabor y color de la miel son determinados por las flores de las cuales las abejas han recogido el néctar, por lo que la miel ofrece una gran diversidad organoléptica.

La glucosa y la miel

La glucosa es un componente fundamental de la miel. Cuando se condensa se vuelve sólida y es cuando la miel cristaliza. La facilidad para que una miel cristalice depende de las plantas que las abejas hayan visitado por lo que algunos tipos de miel son más favorables a la cristalización que otros.

Preferencias en la miel

Tanto el color como el sabor de la miel son apreciados por diferentes poblaciones en diferentes calidades. Algunos prefieren la miel cristalizada, otros la prefieren líquida y es interesante saber que no hay diferencias de valor nutricional entre la miel sólida y la líquida.

Otros derivados de la miel

Existen otros productos que se obtienen de forma paralela a la miel como:

  • la cera
  • el polen
  • Los propóleos
  • la jalea real.

Para sentirnos orgullosos debemos saber que entre los mayores exportadores de miel en el mundo se encuentra México además de China y Argentina.

Es tan sabrosa la miel y tan popular su dulzura que, como dato curioso, existe el término Luna de Miel  que deriva de las costumbres nórdicas, donde el matrimonio debe beber miel en la boda y en la primera lunación después de ésta para ser bendecido por los dioses.

Así, también existen frases y refranes populares que hacen alusión a la miel. Por aquí te dejo una frase de Shakespeare que me encantó:

“No es digno de saborear la miel el que se aleja de la colmena por miedo a las picaduras de las abejas”.

DO Urbano es una editorial dedicada a la generación de contenidos gastronómicos, imágenes y a la difusión de la cultura del buen vivir.