B Blog

Los Cafés de Chinos

por / 21 Ene 2016

Cafés de Chinos…¿Una Tradición muy Mexicana?

Primero en el centro histórico, y luego en toda la ciudad, han sido el lugar de convergencia de dos culturas distintas desde hace más de 50 años. Son tan nuestros que no alcanzamos a imaginar las historias, las aventuras y lo lejos que está su país de origen: China.

Platicando con el orgulloso propietario del café Kowloon, en coyoacán, pudimos conocer su historia, la historia de toda una generación que tuvo que dejar su país huyendo de los problemas políticos durante el mandato del presidente Mao Tsé-Tung a finales de los años cincuenta.

Sus padres fueron de los miles de personas que dejaron todo buscando una nueva vida, dirigiéndose a Canadá y a Estados Unidos, en donde fundaron grandes colonias. En el camino para llegar allá, muchas familias llegaron también a México. Los barcos anclaban en el puerto de Coatzacoalcos, Veracruz, en ese tiempo llamado Puerto México, donde algunos viajeros decidieron quedarse en nuestro país a probar suerte.

Fué allí en donde se estableció su familia y donde nació él. Más adelante la familia se trasladó a la ciudad de México y fué una de las fundadoras de estos pequeños cafés, que los mexicanos comenzaron a llamar Cafés de Chinos. En un principio sólo abrían muy temprano por la mañana y por la tarde y noche, vendiendo café, café con leche y un pan un poco diferente al tradicional mexicano, hecho con recetas orientales, más crocante por fuera. Uno de los más importantes abrió cerca de “La esquina de la información”, donde se encontraban el periódico Excélsior y El Universal, siendo los reporteros los primeros comensales de estos locales. Una merienda clásica consistía en una porción de carne con papas, ensalada y el café lechero con pan. Esto en los años sesenta costaba alrededor de tres pesos, siendo además muy accesible a todos los bolsillos, por lo cual creció su popularidad.

Los Cafés hoy en día

Empezaron a definirse en aquellos tiempos y mantienen hasta hoy más o menos las mismas características, como una vitrina con panes variados que da hacia la calle, una barra en el lugar principal y varias mesas en un ambiente tranquilo. Generalmente se puede ver al dueño detrás de la caja registradora.

Sirviendo comida China y Mexicana por igual, algunos sabores ahora fusionados, con técnicas culinarias a veces compartidas, cuentan ya con una personalidad propia.

Han sido un clásico en la ciudad de México, y desde hace unos 20 años tienen el servicio contínuo sirviendo comida de ambos países, donde podemos encontrar desde unas Enchiladas a un pollo Kung Pao dependiendo de cual de las dos culturas tengamos ganas de saborear.

El café Kowloong es heredero de esta tradición y nos sigue deleitando con su cocina y su agradable ambiente para ir a comer, o a tomar un café lechero y un bísquet al atardecer.

cafekowloon-cocina aparador-cafekowloon-coyoacan santo-cafe-kowloon

DO Urbano es una editorial dedicada a la generación de contenidos gastronómicos, imágenes y a la difusión de la cultura del buen vivir.