B Bebe

Los tipos de botellas de vino

por / 26 Oct 2015

El envase de nuestros alimentos ha ido evolucionando al mismo tiempo que éstos y ha influido mucho en la manera en la que comemos y bebemos hoy en día.

El nacimiento de las botellas

Gran parte de las tecnologías que empezó a desarrollar la humanidad tempranamente fueron para este fin, empacar, transportar y conservar los alimentos, fabricando vasijas cada vez más especializadas y mejor hechas, se aprendió a cocer el barro y en algún momento de la historia, nació el vidrio.

Este momento fue alrededor del año 3000 a.C. en Egipto, en donde se empezó a usar este descubrimiento para fabricar bisutería y objetos de adorno. En la antigua Roma se inventó el soplado del vidrio con calor, técnica que permitió elaborar recipientes e incluso, láminas para las ventanas.

Más tarde, en la Edad Media se perfeccionó el arte del vidrio, para vitrales en las iglesias y casas y para recipientes usados para almacenar de todo, incluyendo al vino.

¿Qué es vidrio?

El vidrio surge de la fusión a alta temperatura de una mezcla de arena sílica, carbonato de calcio y carbonato de sodio dentro de un horno. Al llegar aproximadamente a los 1400 grados centígrados pasa de estado sólido a un estado líquido viscoso y es posible darle cualquier forma. Al enfriarse, vuelve a tomar la consistencia sólida de forma gradual y resulta en un material sólido transparente. Al hablar de botellas o copas, hablamos de vidrio hueco.

Botellas y Vino

El vino se almacenaba tradicionalmente en vasijas de barro, y no es hasta el siglo XVII cuando comienza la tradición que acompaña a esta bebida hasta nuestros días: La botella de vino de vidrio.

Desde entonces la industria del vino comenzó a crecer y las grandes regiones vinícolas del mundo empezaron su gran historia. Fué así que nacieron las botellas más tradicionales, de la mano de los grandes viñedos, obteniendo su nombre de la región que las vió nacer.

  • La más utilizada y clásica es conocida como “Bordelesa”. Su origen es Burdeos, es alta, cilíndrica, con hombros marcados y cuello ligeramente alargado. Se usa mayormente para vinos tintos de guarda, ya que con el tiempo estos crearan sedimentos o pozos, y al servir el vino, los hombros ayudarán a frenar los sedimentos.
bordelesa1

Botella de vidrio estilo Burdeos

  • La botella “Borgoñesa” es otra de las más conocidas, siendo más ancha en la base y con hombros caídos, se fabrica en color verde y ámbar, aunque también las hay transparentes para los vinos blancos. Su origen es la región de Borgoña. Los vinos de esta región vinícola francesa, generalmente no crean sedimentos o pozos con el tiempo, por lo que no es necesario hombros marcados en la botella para frenar partículas solidas.
botella-vino-borgonona-75-cl-vidrio-oscuro-bg-nova-natura-1358-242

Botella de vidrio estilo Borgoña

 

  • La botella “Rhin” tiene su origen en Alemania, es de forma alargada con hombros muy estrechos y se utiliza para los vinos blancos y rosados, pudiendo ser de color verde o transparente. Estos vinos son elaborados para beberse jóvenes por lo que esta botella esta diseñada sin pretensión a guarda.
rhin

      Botella de vidrio Rhin

  • La botella de Cava o Champagne es de hombros bajos y paredes un poco más gruesas, con una oquedad más pronunciada en su base, para poder resistir la presión de los vinos espumosos.
cava

Botella Champaña

  • La botella “Jerezana” se parece un poco a la bordolesa, pero tiene un abombamiento en el cuello y generalmente son de color negro o verde oscuro.
jerezana1L_BCHO

Botella para Jerez

La presentación más común que encontramos hoy en día es de 750 ml. Las hay más pequeñas y también, más grandes, hasta la que puede contener 16 litros de vino.

Entre más grande es la botella, más lenta será la evolución del vino. En esto también influye enormemente el tipo de corcho, tema que tocaremos en otro artículo.

DO Urbano es una editorial dedicada a la generación de contenidos gastronómicos, imágenes y a la difusión de la cultura del buen vivir.