B Bebe

Mezcal Las Nochecitas

por / 06 May 2016

Una tradición de Cuernavaca cuenta que las casas eran reconocidas por un nombre propio. El 19 de Noviembre de 1955, sobre la calle de Alpuche, hoy renombrada como Ricardo Linares, se inaugura la casa de Las Mañanitas. Legendario restaurante, hoy también con hotel y spa, todos los capitalinos reconocemos su alta cocina, su atenta hospitalidad y su impecable paisaje. Uno de los edenes más destacables de la Ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Hoy las Mañanitas ve nacer un nuevo proyecto que complementa la experiencia, cumpliendo con cada uno de los valores que han mantenido por más de 60 años en el reconocimiento mundial a este rincón de ensueño: Mezcal Las Nochecitas.

 Los valores de Las Mañanitas en un Mezcal de Matatlán, Oaxaca.

mezcal las nochecitas

El cuidado en los detalles: El agave Espadín de Santiago Matatlán, Oaxaca.

El micro-clima de Santiago Matatlán, ubicado en los valles centrales de la entidad, ha estado convirtiéndose en un clima más seco, caluroso y de menos lluvias que las demás zonas mezcaleras de Oaxaca. Los agaves reciben más calor y menos agua de lluvia, lo que está provocando una concentración más cuantiosa en sus azúcares.
Para todavía explotar más los sabores y la sensación de dulzor, los agaves Espadines se capan, es decir, se retira la flor al momento de empezar a brotar, alrededor de los 8 años de edad, a esta floración se le denomina Quiote.
El Maestro Mezcalero del Mezcal Las Nochecitas, permite descansar un par de años más en tierra a los agaves capados, para que el corazón de la planta alcance una máxima maduración. Prometiendo así más sabor y un alcohol rico que se percibirá después de la destilación.

Decisiones que llevan a la excelencia: La cocción del agave

Para elaborar Mezcal Las Nochecitas, se utiliza la madera de encino y pino de la sierra oaxaqueña, cociendo el agave en un horno subterráneo. Estas maderas generan el máximo calor, que perdura gracias a la piedra volcánica y al recubrimiento de la tierra misma de Matatlán, que aporta el sabor a su origen, a nuestro país.

La Molienda del agave cocido

La molienda se realiza en Tahona de piedra jalada por caballo, con el fin de extraer el máximo de jugo, sin embargo, la cantidad de líquido resguardada entre las fibras, es tan voluminoso que todo se lleva a la tina de fermentación.

El secreto para el mezcal de Matatlán

Nos relata el maestro mezcalero de Mezcal Las Nochecitas, que a diferencia de las otras zonas mezcaleras de Oaxaca, en Matatlán la tradición es la fermentación en tinas elaboradas de madera de encino, a veces con algunas tablas de mezquite, madera que cada vez se hace más rara de encontrar y su precio más inaccesible. La fermentación en tinas de madera, aporta en palabras del maestro “un sabor más sutil y elegancia en cada trago”.

Creando momentos espectaculares: La destilación.

Dos destilaciones en Alambique de cobre

Al momento de la destilación, los líquidos fermentados y el bagazo se llevan dentro del alambique de cobre. El maestro mezcalero observa con todo su conocimiento y cuida cada gota que se extrae del alambique para un exacto corte de alcoholes: cabezas, corazón y colas se separan, refinando los sabores y aromas del destilado.
La segunda destilación, permite a Mezcal Las Nochecitas llenar cada botella con lo mejor del espíritu del agave.
Mezcal Las Nochecitas es una bebida que se deja reconocer en cada trago, marcando en boca el valor y el respeto por el agave y la tierra mexicana de Oaxaca: Mezcal Las Nochecitas es un homenaje al esfuerzo de la naturaleza que tarda casi una década en madurar en perfección, en cantidades concentradas, ya que por aproximadamente 7 a 10 kilos de agave jimado, se podrá recolectar sólo 1 litro de mezcal.

Distinción: la guarda cuidadosa gracias a un corcho Kosher

Las botellas están taponadas con corchos Kosher, a diferencia de lo corchos normales, estos nunca son tocados y sobre todo en su lavado están desinfectados de bacterias con peróxido en lugar de cloro, este último un agente muy criticado por ser el responsable de causar el mal olor de los corchos. Seleccionados por lectura óptica, marcados con tintas alimenticias de alta calidad y antes de ser empacados en bolsas plásticas, cerradas con gas carbónico, cada corcho es recubierto de un elastómero de grado alimenticio (silicona). Máximas de higiene y cuidados para un producto limpio.
Este cuidado proporciona una máxima seguridad de que Mezcal Las Nochecitas no se afectará durante la guarda por el corcho.

Las-Nochecitas-Mezcal

Un deleite a la vista: colores y mestizaje

Cada etiqueta está inspirada en las grullas que se pasean en los jardines de Las Mañanitas, innumerables colores de las flores y las plumas de pericos, guacamayas, flamingos y tucanes.
Cada etiqueta pintada con los colores del atardecer, preámbulo de la noche, el momento ideal para celebrar con tres grandes mezcales.

 

Luna Menguante

Mezcal Las Nochecitas 38% alcohol

  • Vista: Translucido y brillante
  • Nariz: Recuerdos a agave cocido o camote dulce, miel y algunas notas a pasto recién cortado, hoja santa fresca y tierra mojada. También notas a cascara de limón y frutas tropicales.
  • Boca: Paso suave y fácil por boca, con un largo recuerdo a sabores cítricos, hierbas, agave y miel.
  • Nuestra sugerencia para acompañar: Rodajas de naranja, sal de gusano.
Mezcal Las Nochecitas 39

Luna Creciente

Las Nochecitas 42% alcohol

  • Vista: translucido y brillante
  • Nariz: recuerdos a tierra mojada, olla de barro, especias como la pimienta y algunas notas de herbáceos.
  • Boca: paso suave y franco por boca, con un largo recuerdo de fruta dulce, tierra mojada y seca a la vez, y ligeros tostados a maderas finas.
  • Nuestra sugerencia para acompañar: queso fresco de rancho con tortillas de maíz recién hechas y un poco de salsa o chiles no muy picosos.
  • Mezcal las nochecitas 42

Luna Llena

Mezcal Las Nochecitas 45% alcohol

  • Vista: translucido y brillante
  • Nariz: recuerdos a agave cocido o camote dulce, tierra mojada, fruta en su punto de dulzor, tejocotes cocidos, maderas finas pino y flores.
  • Boca: paso franco, aromático y suave por boca, se siente también la frescura de la acidez. Los recuerdos aromáticos se confirman sobre todo aquellos de la madera fina, los herbáceos y la fruta dulce.
  • Nuestra sugerencia para acompañar: taquito de cecina de Yecapixtla con guacamole o rodaja de aguacate y salsa picante estilo “pico de gallo”.

 

Mezcal las Nochecitas 45

 

Búscalo en Cuernavaca en el Restaurante las Mañanitas

Facebook: Las Nochecitas Mezcal

Ciudad de México en La Federal Cantina

ventas@lasnochecitas.com.mx

fotografías: Mariana Barreiro/D.O.Urbano

DO Urbano es una editorial dedicada a la generación de contenidos gastronómicos, imágenes y a la difusión de la cultura del buen vivir.