B Bebe

Notas Especiadas

por / 08 Dic 2015

Una de las preguntas más frecuentes en las catas es: ¿de dónde salen tantos aromas y sabores del vino?

Los aromas del vino se pueden clasificar en: primarios, secundarios y terciarios.

Los aromas primarios provienen de la materia prima: cada uva tiene una “personalidad aromática” que transfiere ciertos aromas (generalmente de frutas o flores) al vino. Por ejemplo, la Cabernet Sauvignon, tiende a oler a pimento rojo asado mientras la Syrah tiende a oler a violetas. No es una regla absoluta pero sí una buena ilustración de que cada cepa tiene cierto carácter aromático.

Los aromas secundarios

Estos tienen que ver con las fermentaciones, específicamente hay muchos aromas lácteos que provienen de la fermentación maloláctica que hacen los vinos, donde los ácidos málicos (que nos recuerdan a las notas verdes o vegetales) se transforman en ácidos lácticos (que nos recuerdan al yogurth o a la mantequilla).

Los aromas terciarios

Finalmente, los aromas terciarios provienen de las barricas y, por cierto, es muy diferente la gama de aromas que aporta una barrica de roble americano a la gama de aromas que aporta una barrica de roble francés, así como los diferentes grados de tostado que puede llevar la barrica. Hoy particularmente, haremos alusión a las notas especiadas que podemos encontrar en el vino: canela, clavo y pimienta, son tan sólo algunos ejemplos frecuentes.

Algunos platillos mexicanos, ricos en ingredientes y especias, suelen maridar muy bien con los matices especiados del vino. Por ejemplo, un vino con aromas de pimienta, puede acompañar un filete de res en salsa cremosa de pimientas.

El gusto mexicano

Debido a que el paladar mexicano, está muy acostumbrado a las notas especiadas en su gastronomía, hay varios vinos intensos y llenos de complejidad aromática con una marcada nota especiada que han conquistado el gusto de los mexicanos.

Yo insisto en que la mejor opción es darnos la oportunidad de probar y probar para poder encontrar cuál es el tipo de vino que más va con nuestra personalidad. Demos un voto de confianza a los vinos con notas aromáticas especiadas, como un buen Cabernet Sauvignon o Syrah que hayan tenido crianza en barrica… Después podremos decidir si es nuestro tipo de vino o si mejor seguimos buscando hasta encontrar el más adecuado para nuestro paladar.

Mientras tanto, brindemos por todos aquellos aromas que nos regalan las barricas: ¡Salud!

Sommelier con una larga trayectoria y profundos conocimientos en vino mexicano y español. Ha representado y posicionado en las preferencias del consumidor marcas prestigiosas, articulista, capacitadora y conferencista. Twitter: @AreliEntreVides